Schola Veritatis
Veritas - Pax - Bonitas

Peticiones de oración

Hermana rezando

«La oración de petición tiene una infalible eficacia. Es, sin duda, el medio principal para crecer en Cristo, pues la petición orante va mucho más allá de nuestros méritos, se apoya inmediatamente en la gratuita bondad de Dios misericordioso. De ahí viene nuestra segura esperanza: «Pedid y recibiréis» (Jn 16,24; +Mt 21,22; Is 65,24; Sal 144,19; Lc 11,9-13; 1 Jn 5,14).

Dios responde siempre a nuestras peticiones, aunque no siempre según el tiempo y manera que deseábamos. Cristo oró «con poderosos clamores y lágrimas al que era poderoso para salvarle de la muerte, y fue escuchado» (Heb 5,7). No fue escuchado por la supresión de la cruz redentora -«aleja de mí este cáliz» (Mc 14,36)-; fue escuchado de un modo mucho más sublime -«pero Dios, rotas las ataduras de la muerte, le resucitó» (Hch 2,24)-.

Pidamos a Dios todo género de bienes, materiales o espirituales, el pan de cada día, el perdón de los pecados, el alivio en la enfermedad (Sant 5,13-16), el acrecentamiento de nuestra fe (Mc 9,24). Pidamos por los amigos, por las autoridades civiles y religiosas (1 Tim 2,2; Heb 13,17-18), por los pecadores (1 Jn 5,16), por los enemigos y los que nos persiguen (Mt 5,44), en fin, «por todos los hombres» (1 Tim 2,1). Pidamos al Señor que envíe obreros a su mies (Mt 9,38), y que nuestras peticiones ayuden siempre el trabajo misionero de los apóstoles (Rm 15,30s; 2 Cor 1,11; Ef 6,19; Col 4,3; 1 Tes 5,25; 2 Tes 3,1-2)».

De la Síntesis de espiritualidad católica, del Padre José María Iraburu y el Siervo de Dios José Rivera

Schola Veritatis, situándose en el corazón de la Iglesia por el carácter contemplativo de su vocación y apostolado, desea ofrecer un espacio para que todos aquellos que deseen compartir con nosotros sus intenciones de oración. Nosotros los recordaremos en la presencia del Señor, especialmente en el Santo Sacrificio de la Misa y en la maternal presencia de la Inmaculada Virgen María.

Escriba a continuación sus intenciones, para encomendarlas en la oración comunitaria de Schola Veritatis.

Ut in omnibus glorificetur Deus