Schola Veritatis
Veritas - Pax - Bonitas

Solzhenitsyn y IV: Volvernos a Dios, o perecer del todo

Alexander Solzhenitsyn. - Nuestros cinco continentes están envueltos en el ciclón. Pero pruebas semejantes a estas son capaces de revelar las más altas virtudes del alma humana. Si hemos de perecer, si hemos de perder nuestro mundo, será tan solo por culpa nuestra. +Leer más.

Solzhenitsyn I: Los hombres se han olvidado de Dios, esa es la causa de todo

Alexander Solzhenitsyn. - Siendo ya niño, hace más de medio siglo, muchas veces oí decir a las personas mayores, para explicar las terribles convulsiones que habían quebrantado Rusia: “los hombres se han olvidado de Dios, esa es la causa de todo”. +Leer más.

El carácter patógeno de la cultura contemporánea III (final)

Martín Federico Echavarría. - Pero la explicación última y profunda es de tipo teológico: el rechazo del orden natural va parejo con el rechazo del orden sobrenatural, e históricamente el primero deriva del segundo, pues la modernidad ilustrada comenzó afirmando lo natural frente a lo sobrenatural, para terminar disolviendo el orden natural mismo. +Leer más.

El carácter patógeno de la cultura contemporánea II

Martín Federico Echavarría. - Pero una cultura puede enfermar moralmente, y por eso ser fuente de patología moral y de desequilibrio psíquico de los miembros de esa sociedad. Esta enfermedad puede tomar varias formas, de las que destacamos dos: a. la esclerosis de una cultura originalmente sana; b. la autodestrucción cultural de la sociedad. +Leer más.

El carácter patógeno de la cultura contemporánea

Martín Federico Echavarría. - Muchos de nosotros podemos tener la sensación de que la situación cultural actual es generadora de desequilibrio mental. Tal vez no lo podamos probar con datos y cifras, pero tenemos la experiencia diaria de que así parece ser. Es verdad que ya Freud denunciaba a la cultura de su tiempo de ser causa de patología. Él acusaba abiertamente de ello a la moral occidental judeocristiana. Después de más de un siglo del desarrollo de la obra de Freud y de la extensión del psicoanálisis, y de otras escuelas de psicoterapia, además del predominio de una mentalidad amoral, hedonista, centrada en la búsqueda del bienestar, la situación no parece haber mejorado, sino incluso empeorado. +Leer más.

Corazón de Jesús, único refugio en medio de las turbaciones y angustias de la vida presente

Schola Veritatis. - La fuerza de tus hombros protege a aquellos que tú escondes en tu corazón. Ahí pueden descansar tranquilamente. Una dulce expectación los alegra en el aprisco amurallado (Sal 67,14) de una conciencia pura y de la espera de recompensa que tú has prometido. Su debilidad no los inquieta, ni cosa alguna los turba. +Leer más.

La construcción de un mundo al margen de la Santa Trinidad

Padre Pedro Pablo Silva. - San Ireneo de Lyon, un obispo, teólogo y mártir de la Iglesia del siglo II ha escri­to: «La gloria de Dios es el hombre viviente, y la vida del hombre es la visión de Dios» (Adv. Haer. 4, 20, 7). ¿Qué vida puede dar verdadera gloria a Dios sino aquella misma vida divina en la cual el hombre participa, por la gracia? El hombre fue creado para Dios, y después del pecado original justificado por la fe precisamente para eso: para dar gloria a Dios participando de la infinita felicidad de la vida intra-trinitaria. +Leer más.

¿Por qué nos distraemos durante la oración? Consejos espirituales

Madre Cecilia Bruyére, primera Abadesa de Solesmes. - La imaginación tiene un lazo estrecho con los sentidos; y, si no es dominada y reprimida, no podremos nunca rezar con esa oración pura de la cual habla Casiano: “El alma, dice, se eleva en la oración según el grado de su pureza. Mientras más se aleja de la vista de las cosas materiales y terrestres, más se purifica y ve interiormente a Jesucristo en los abajamientos de su vida o en la majestad de su gloria… Sólo contemplan la divinidad con un ojo puro aquellos que se alejas de las obras y pensamientos bajos y terrestres para subir hacia Él sobre la montaña elevada de la soledad donde, libres del tumulto de las pasiones y emancipados de todos los vicios, contemplan con la claridad de su fe y de lo alto de su virtud, la gloria y la belleza de su rostro, que merecen ver sólo aquellos que tienen un corazón puro” (Casiano, Conferencias 10, 6). +Leer más.

Psicología de cierta tentación diabólica

Clive Staples Lewis. - Clive Staples Lewis (1898-1963), mejor conocido como C. S. Lewis fue un notable autor británico que trabajó como crítico literario, como profesor y hasta como locutor de radio, pero especialmente se lo recuerda por algunas novelas que escribió, como las Cartas del diablo a su sobrino, Las crónicas de Narnia y la Trilogía cósmica, y también por sus ensayos apologéticos (mayormente en forma de libro) como Mero Cristianismo, Milagros y El problema del dolor. En el presente post, queremos compartir con nuestros lectores un interesante fragmento de las obras Cartas del diablo a su sobrino (1942), la cual trata de un demonio que instruye a su joven sobrino Orugario en el arte de la tentación al género humano. La penetrante psicología de Lewis es, como se ve este texto, asombrosa a la hora de captar las artimañas del diablo en su deseo de apartarnos del camino de la gracia. Esperamos que sea de provecho. Las negritas y cursivas del texto son nuestras. +Leer más.

Santa Matilde de Hackeborn, “ruiseñor de Dios”

Benedicto XVI. - Santa Matilde de Hackeborn nos confía al Sagrado Corazón de Jesús y a la Virgen María. Invita a alabar al Hijo con el Corazón de la Madre y a alabar a María con el Corazón del Hijo: “¡Os saludo, oh Virgen veneradísima, en ese dulcísimo rocío, que del Corazón de la santísima Trinidad se difundió en vos; os saludo en la gloria y en el gozo con que ahora os alegráis eternamente, vos que con preferencia a todas las criaturas de la tierra y del cielo, fuisteis elegida antes aún de la creación del mundo! Amén” (Ibid., I, 45). +Leer más.