Schola Veritatis
Veritas - Pax - Bonitas

La Virgen María, templo de la Trinidad, icono perfecto de la vida consagrada

. - A ejemplo de María Santísima, la vida consagrada debe estar totalmente centrada en el Señor. Todas nuestras acciones, como en el caso de Ella, deben nacer, realizarse y terminar en Cristo, alfa y omega de la historia humana y de nuestra historia personal. Dejándonos formar por Cristo y en su seguimiento, debemos pedirle a Ella amar a Jesús con un amor como el suyo, de manera que ese amor sea el móvil profundo que dé sentido a toda nuestra existencia. +Leer más.




 
 

COSECRATIO SS. CORDIBUS IESU ET MARIAE

. - Desnudos, pobres y vacíos de todo cuanto hay en el mundo, renovamos nuestra Consagración al Corazón Sacratísimo de Jesucristo -nuestro Esposo, Señor y Rey-, en el Corazón Inmaculado de su Madre, la Virgen María, para la mayor gloria de la Trinidad bienaventurada y extensión del Reino de Cristo en el mundo, en la oscuridad luminosa y serena de la fe. Monasterio Mater Veritatis, Año de la Fe 2013, Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús. +Leer más.

 

Inauguración del Monasterio Mater Veritatis

. - El día viernes 31 de Mayo, fiesta de la Visitación de la Santísima Virgen a su prima Santa Isabel, la comunidad Schola Veritatis ha inaugurado el Monasterio Mater Veritatis en la península de Levicán, comuna Río Ibañez, Región de Aysén, Chile. El Obispo Vicario Apostólico de Aysén, Luis Infanti de la Mora, vino a presidir la Santa Misa en la Capilla de San Patricio donde se dio inicio oficial a este primer monasterio contemplativo de la Patagonia. En el transcurso de la Misa, la hermana Gertrudis de María Mancilla pronunció sus votos perpetuos, en presencia de más de 40 personas que se reunieron en este día de acción de gracias. Después de la Misa, se procedió a la bendición del nuevo monasterio, de su capilla y campanario, teniendo luego todos los presentes un tiempo de convivencia fraterna en la alegría de esta “buena noticia”. +Leer más.

 

Destilad, cielos, el rocío

Un monje de Schola Veritatis. - Dios quiere quebrar, de modos muy distintos y siempre dolorosos, ese maldito orgullo por el que creemos que podemos salir adelante por nosotros mismos, aunque no lo digamos, y que nos lleva a apoyarnos en nosotros aunque ni nos demos cuenta. Por eso la gracia nos derriba para que quedemos como desarmados ante Él, hundidos en nuestra miseria y clamando, ahora sí, verdaderamente su misericordia. Entonces Él viene y nos salva. +Leer más.

 

El primer privilegio de la Madre de Dios

Dom Próspero Guéranger, el Año Litúrgico. - La sentencia es universal: pero la Madre de Dios debía quedar libre. Dios autor de la ley, Dios que libremente la dictó ¿no había de ser dueño de exceptuar de ella a la criatura a la que habla determinado unirse con tantos lazos? Lo podía, lo debía: luego lo hizo. +Leer más.

 

La Inmaculada y Pío IX

Schola Veritatis. - Mientras Dios proclamaba el dogma, por boca de su Vicario, Dios mismo dio a mi espíritu un conocimiento tan claro y tan grande de la incomparable pureza de la Santísima Virgen, que, abismado en la profundidad de este conocimiento, que ninguna lengua podría describir, mi alma quedó inundada de delicias inenarrables. +Leer más.

 

La vigilancia en la vida cristiana y monástica

Un monje de Schola Veritatis. - A lo largo de los Evangelios nos encontramos con numerosos textos, en los que la llamada a la vigilancia resuena de forma apremiante. Viene el Señor a la hora menos pensada, por lo cual es necesario estar siempre en vela, las lámparas encendidas y bien dispuestos para que el momento no nos encuentre desprevenidos (cf. Mt 24, 45; 25, 1-13; Mc 13, 33; Lc 12, 35). Semejantes palabras dice nuestro Señor a sus discípulos en las terribles y tenebrosas horas de Getsemaní: «Velad y orad, para que no caigáis en tentación; que el espíritu está pronto, pero la carne es débil» (Mt 26, 41) +Leer más.

 

Hoy ha llegado la salvación a esta casa

Santo Tomás Moro. - Con la misma prisa, la misma espontaneidad, la misma alegría, el mismo gozo espiritual que había en ese hombre que lo recibió en su casa, nuestro Señor nos concede la gracia de recibir su Cuerpo y su Sangre santísimos, su Alma bendita y su divinidad todopoderosa, tanto en nuestra alma como en nuestro cuerpo. Que el fruto de nuestras buenas obras dé testimonio de que le recibimos dignamente, con esa fe total y ese firme propósito de vivir bien, que se imponen a los que comulgan. Entonces Dios… dirá respecto a nuestra alma como entonces de la de Zaqueo: «Hoy ha llegado la salvación a esta casa». +Leer más.

 

Alegría y esperanza escatológica

Un monje de Schola Veritatis. - En el seno de la Trinidad, en ese amor eterno e inefable entre las Tres personas divinas, se encuentra el misterio en el que todo lo que existe tiene su raíz y fundamento. De aquí brota la creación del mundo, que herido por el pecado del hombre, ha sido por Dios sanado y elevado. Este amor eterno ha entrado en la historia de los hombres para redimir y justificar al hombre, para devolverle el antiguo esplendor, para llamarlo a la vida propia de las tres personas divinas por la participación de su gracia en virtud de la filiación adoptiva en Cristo. Así tanto el origen como la meta de la historia es la Trinidad, y por consiguiente la historia pertenece a Dios. Dios es Señor de los tiempos y Señor del futuro. Y Dios ha de cumplir su plan. +Leer más.

 

Pedimos vuestra oración

Vicariato Apostólico de Aysén. - Haciéndonos eco de un pedido de nuestro obispo, Don Luis Infanti, queremos pediros que incluyáis en vuestras oraciones la siguiente intención +Leer más.

 

Artículos antiguos